Saltar al contenido
Patologias.net

Biopsia de colon

biopsia rectal

Qué es y cuando es necesaria

Una biopsia colorectal es la extracción de una muestra de cualquier localización del intestino grueso o colon (colon ascendente, transverso, descendente) y recto. Normalmente se trata de una biopsia endoscópica y no suelen medir más de 1 centímetro. Está indicada en múltiples patologías, como por ejemplo:

  • Diagnóstico de pólipos
  • Cribaje de cáncer colorectal
  • Enfermedad inflamatoria intestinal ( Enfermedad de Chron y Colitis ulcerosa)
  • Colitis isquémica
  • La colitis microscópica
  • Colitis por microorganismos
  • Enfermedad de Hirschprung

Cómo se realiza una biopsia de colon rectal

La biopsia de colon se realiza mediante una colonoscopia, que es una exploración destinada a visualizar la pared del colon desde el interior. Consiste en la introducción de un pequeño tubo de goma por el ano. Este tubo contiene una diminuta cámara en su extremo, permitiendo así la visualización de la mucosa del colon por parte del médico endoscopista.

Se realizará una revisión ocular de todo el trayecto del colon en sentido antihorario (recto, colon descendente, colon transverso y colon ascendente), hasta llegar a la porción más distal del íleon terminal (intestino delgado).

Si el endoscopista visualiza alguna alteración, en ese mismo momento puede realizar la extracción de una pequeña muestra de la lesión.
Este procedimiento se realiza en una sala y bajo sedación. No es necesario el ingreso hospitalario ni es un procedimiento que se realice en quirófano.

¿La biopsia de colon duele?

Como todo procedimiento médico, la biopsia de colon puede resultar molesta. La colonoscopia se realiza bajo sedación, por tanto el momento de la extracción de la muestra no debería ser doloroso.

¿Cuáles son las complicaciones o riesgos de una biopsia de colon?

Aunque la biopsia de colon es un procedimiento seguro y extensamente utilizado, existen algunos riesgos relacionados con la colonoscopia o la sedación:
– Irritación de la zona de punción del sedante
– Abdomen inflado
– Hemorragia: debido a la extracción de una muestra de tejido vascularizado. Suele ser autolimitada aunque en algunos casos puede requerir de transfusión de sangre.
– Perforación del colon: complicación muy poco frecuente pero grave, ya que requiere de cirugía de urgencia.

¿Cuánto tarda la recuperación después de una biopsia de colon?

La biopsia colorectal es un procedimiento mínimamente invasivo, en el que la vuelta a casa del paciente se produce el mismo día. La recuperación de los posibles síntomas que pueda tener el paciente debería resolverse rápidamente. Se recomienda, por tanto, realizar las actividades normales de la vida diaria al día siguiente.

Me van a hacer una biopsia de colon, ¿qué preparación tengo que hacer?

El médico que ha pedido la prueba le dará la información de todas las indicaciones que se deben seguir. Es posible que se modifique la pauta de medicación. También indicará la necesidad de hacer una dieta líquida antes de la prueba y no tomar algunos alimentos como la leche.

¿Cuánto dura una biopsia de colon?

La extracción del tejido propiamente dura segundos. Todo el procedimiento de preparación de material, sedación y visualización por colonoscopia lleva más tiempo. En total, para llevar a cabo una biopsia de colon, es necesario un tiempo de entre 30 min y 1 hora. Este periodo puede variar en función de la experiencia del médico endoscopista y del estado del colon del paciente.

¿Cuándo tendré los resultados de mi biopsia de colon?

Cuando el médico endoscopista ha acabado el procedimiento, envía las muestras al laboratorio de Anatomía Patológica. En este momento, se empieza el procesamiento de la muestra, que consiste en fijar el tejido en una solución de formol tamponado al 10%. Posteriormente el tejido se introduce en un procesador en el que se va pasando el tejido por alcohol a diferentes concentraciones y xilol.

Después de esto, el tejido se incluye en parafina, que es un fijador que facilitará posteriormente el corte fino de la muestra. Por último, la biopsia se tiñe con Hematoxilina-Eosina, colorantes que, combinados, permiten al patólogo visualizar las características morfológicas y citológicas de las células, para su estudio.
Todo este proceso puede tener una duración de una semana, aproximadamente.

¿Hay alguna alternativa a la colonoscopia?

La colonoscopia es actualmente el mejor método para la visualización y extracción de lesiones del tracto digestivo bajo. Existe la “colonoscopia virtual” que es un procedimiento basado en la obtención de imágenes del colon por tomografía computarizada, y por lo tanto, no invasivo. Sin embargo, si la tomografía detecta alguna lesión (como por ejemplo un pólipo), se debe llevar a cabo una colonoscopia para poder realizar la biopsia.

¿Quién realiza una biopsia de colon?

La biopsia de colon la realiza el médico especialista en endoscopias de la especialidad del sistema digestivo. Se trata de un médico que ha realizado la especialidad de Sistema Digestivo y que posteriormente se ha subespecializado en realizar endoscopias.

¿Qué enfermedades del colon se diagnostican más?

A continuación se muestran los posibles diagnósticos de una biopsia colorectal:

La Colitis isquémica

Diagnóstico de benignidad. Se trata de una patología que afecta normalmente a pacientes mayores de 50 años. Los factores predisponentes incluyen la arterioesclerosis, la diabetes y la cirugía vascular. Se manifiesta con un debut rápido de dolor abdominal y sangrado. Estos pacientes requerirán la intervención quirúrgica si presentan signos de peritonitis, infarto transmural o perforación. Microscópicamente se caracteriza por ulceración epitelial que puede extenderse a submucosa y capa muscular. Los trombos hialinos y los cristales de colesterol también pueden verse.

Colitis microscópica

Colitis linfocítica

Diagnóstico de benignidad. Se trata de una patología que se presenta clínicamente con diarrea crónica acuosa. El diagnóstico se basa en las características histológicas de la biopsia, que incluye la linfocitosis intraepitelial y la ausencia de engrosamiento de la lámina propia (a diferencia de la colitis colágena).

Colitis colágena

Diagnóstico de benignidad. Se trata de una patología que suele afectar a mujeres de edad media y que se presenta clínicamente con diarrea crónica acuosa. El diagnóstico se basa en las características histológicas de la biopsia, que incluyen expansión apical de la lámina propia por células plasmáticas, linfocitos y eosinófilos; y preservación de criptas. También se puede observan un engrosamiento colágeno de la lámina propia, que es parcheado, y por lo tanto puede no verse en la biopsia.

Colitis pseudomembranosa

Diagnóstico de benignidad. Es una inflamación del colon provocada, en muchos casos, por la toxina de la bacteria Clostridium difficile. Así mismo, se han descrito muchos casos relacionados con el uso de antibióticos, particularmente clindamicina.

colitis pseudomembranosa

Microscópicamente se caracteriza por la presencia de una masa “tipo champiñón” de moco y células inflamatorias por encima de la mucosa. La pared colónica muestra edema masivo y se pueden ver células en anillo de sello dentro de la mucosa. La perforación o la colitis tóxica son dos posibles complicaciones que pueden requerir de intervención quirúrgica.

Adenocarcinoma infiltrante

Diagnóstico de malignidad. Será necesario hacer un estudio de extensión del tumor, y si es posible, la extirpación del tumor. Dependiendo de la localización de la lesión, será necesario realizar una intervención quirúrgica u otra. Por ejemplo, si el tumor está localizado en colon ascendente o ciego, se realizará una hemicolectomía derecha.

Siempre ha de haber una biopsia positiva para cáncer colorectal antes de realizar la intervención quirúrgica.
Para más información, ver Cáncer de colon.

Referencias

Goldblum J.R. (2018). Large Bowel. En: Rosai and Acherman’s Surgical Pathology, Eleventh Edition. Elsevier.(pp.648-685)