Saltar al contenido
Patologias.net

Biopsia de próstata

biopsia prostatica

Que es una biopsia de próstata

Una biopsia de próstata es la toma de una muestra de próstata para su posterior estudio histológico al microscopio por parte del patólogo.

Por qué se hace una biopsia de próstata

Su urólogo puede querer realizarle una biopsia de próstata por dos motivos:

  • Porque en una analítica de sangre, su médico le ha detectado un aumento del PSA (Prostate-Specific Antigen) por encima de los valores normales. Los valores normales los determina cada laboratorio, pero de media, el valor normal del PSA no deberá ser superior a 4ng/ml.
  • Porque durante un tacto rectal, el urólogo ha identificado una zona más dura en la próstata sospechosa de cáncer, y por tanto es necesario descartar esta posibilidad con la biopsia. El tacto rectal consiste en la introducción de uno o dos dedos por el orificio anal para palpar la próstata, la cual se encuentra en íntimo contacto con el recto.

Cómo se hace una biopsia de próstata

Una biopsia de próstata consiste en la toma de varias muestras  de diferentes localizaciones de la próstata mediante una aguja (core biopsia). El procedimiento se realiza por vía transrectal, es decir, a través del recto. Normalmente no requiere de ingreso hospitalario, ya que se realiza en la consulta del urólogo. Esta técnica se realiza de manera ambulatoria, es decir, no se hace en el quirófano y el paciente puede volver a casa el mismo día.

El procedimiento empieza con la introducción de una sonda (que es como un tubo de goma elástico) por vía transrectal y mediante una ecografía se localiza la próstata. Cuando ya tienen localizada la próstata, se realizan múltiples biopsias (entre 8 y 12) de ambos lóbulos de la próstata a través del recto. Si hay alguna zona sospechosa detectada por el tacto rectal, realizarán más biopsias de esta zona.

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¿La biopsia de próstata duele?

La biopsia de próstata es un procedimiento que penetra la pared rectal y la próstata, y por tanto, puede producir molestias o ser dolorosa. Es por este motivo que la biopsia de próstata se realiza bajo sedación leve o anestesia local.

Un estudio* publicado defiende la utilidad del bloqueo del nervio periprostático como un anestésico local efectivo. Otro estudio+ más reciente demostró que escuchar música durante el procedimiento de la biopsia reduce significativamente el dolor, la incomodidad y la insatisfacción del paciente.

¿Cuáles son las complicaciones o riesgos y efectos secundarios de la biopsia de próstata?

Las complicaciones más frecuentes de la biopsia de próstata son las siguientes:

  • La presencia de sangre en el semen o hemoespermia: se debe a la propia perforación de la próstata durante la biopsia. Puede durar varias semanas hasta que se desaparece y normalmente es autolimitada, es decir, desaparece sin tener que realizar ningún tratamiento.
  • La presencia de sangre en las heces o rectorragía: se debe a la perforación del recto durante la biopsia. La sangre debe ser roja, a diferencia de las melenas, en que es de un color marrón oscuro o negro, y la causa podría ser una patología.
  • Infección generalizada o sepsis: se debe al paso de bacterias hacia la sangre por contaminación durante el procedimiento de la biopsia. Se caracteriza por fiebre alta y escalofríos. Es una complicación grave por lo que se debe estar atento a la posible aparición de estos síntomas.

¿Es normal tener sangrado anal posterior a la biopsia de próstata?

Sí, el sangrado a través del ano o rectorragia es una de las complicaciones más frecuentes. En la mayoría de los casos es autolimitada, es decir, desaparece sin tener que realizar ningún tratamiento.

Me van a hacer una biopsia de próstata, ¿qué preparación tengo que hacer?

Las complicaciones más frecuentes de una biopsia de próstata son la hemorragia y la infección. Debido a esto, es importante que se tomen varias medidas para minimizar estos riesgos, como por ejemplo la suspensión de los anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios (si es que los está tomando) o bien la toma de un antibiótico de manera profiláctica, es decir, de manera preventiva, para evitar una posible infección.

Su médico debe explicarle en su caso concreto, qué medidas deberá tomar. Usted no debe modificar o alterar su medicación por propia iniciativa. Para cualquier duda, consulte con su médico.

¿Cuánto dura una biopsia de próstata?

La duración del procedimiento de la biopsia dependerá de varios factores: la experiencia del urólogo, las alteraciones anatómicas que presente cada paciente, el número de punciones con la aguja que se realicen…

De media, una biopsia de próstata puede durar entre 15-30 minutos.

¿Cuándo tendré los resultados de mi biopsia de próstata?

Cuando el urólogo ya ha acabado de hacer las biopsias necesarias, envía las muestras al laboratorio de Anatomía Patológica. En este momento, se empieza el procesamiento de la muestra, que consiste en fijar el tejido en una solución de formol tamponado al 10%. Posteriormente el tejido se introduce en un procesador en el que se va pasando el tejido por alcohol a diferentes concentraciones y otros  y en diferentes tiempos. Después de esto, el tejido se incluye en parafina, que es un fijador que facilitará posteriormente el corte fino de la muestra. Por último, la biopsia se tiñe con Hematoxilina-Eosina, colorantes que, combinados, permiten al patólogo visualizar las características morfológicas y citológicas de las células, para su estudio.

Todo este proceso puede tener una duración de entre una y dos semanas.

¿Cuáles son los cuidados posteriores a una biopsia de próstata?

Al ser un procedimiento que perfora el recto, se recomienda no realizar actividad física elevada en una semana ni permanecer sentado durante un tiempo prolongado en las 24h posteriores a la biopsia.

Si se ha utilizado sedación, se recomienda no conducir el coche en las horas siguientes al procedimiento. También es posible el dolor leve en la región pélvica o el color claro del esperma.

El paciente debe estar atento a posibles complicaciones que pueden darse. En primer lugar se debe observar si existe un sangrado abundante o si éste persiste en los días posteriores a la biopsia. En segundo lugar se debe observar es si el dolor aumenta con los días o si presenta fiebre.

¿Qué síntomas podemos tener después de una biopsia de próstata?

Después de la biopsia de próstata, es normal tener un pequeño sangrado anal o sangre en la orina, como también un dolor leve. La recuperación total puede durar hasta dos semanas. Tener relaciones o no dependerá del estado en el que se encuentre el paciente.

¿Alternativas a la biopsia de próstata?

Actualmente, la biopsia de próstata es el mejor método de diagnóstico para el cáncer de próstata.

¿Qué es el PSA alto?

El antígeno prostático específico o en inglés prostate-specific antigen (PSA) es una proteasa regulada por andrógenos de la familia de las kalicreinas localizado en el cromosoma 19. Es secretada por las células prostáticas acinares normales, células prostáticas acinares hiperplásicas y células prostáticas acinares malignas.

Cuando el cáncer de próstata rompe la membrana basal, se produce una fuga de PSA al torrente sanguíneo, y este puede medirse en una analítica de sangre. Las células malignas prostáticas secretan diez veces más PSA que las células prostáticas normales. Por tanto, unos valores de PSA elevados tienen una alta sensibilidad para el diagnóstico de cáncer de próstata.

También es cierto que pueden existir otras causas para la elevación del PSA como por ejemplo la inflamación de la próstata o prostatitis.

¿Es posible realizarla con la próstata inflamada o  prostatitis?

Debemos diferenciar los términos prostatitis clínica y prostatitis microscópica. La prostatitis clínica es aquella inflamación de la próstata que está provocando unos síntomas determinados al paciente. En cambio, la prostatitis microscópica, es el hallazgo de células inflamatorias en la biopsia. La biopsia estará contraindicada en aquellos pacientes que tengan una prostatitis clínica aguda bacteriana, por el riesgo de infección generalizada. En cambio, es muy frecuente que en una biopsia de próstata se encuentre inflamación y que el paciente no tenga síntomas. Esta inflamación podría explicar el aumento de PSA por el que se le ha realizado la biopsia al paciente.

Biopsia de próstata por fusión

Esta es una técnica novedosa para la realización de una biopsia de próstata. Consiste en realizar al paciente una resonancia magnética nuclear (RMN) para detectar zonas sospechosas de malignidad. Si se encuentran, la biopsia se realizará guiada por una ecografía y fusionando las imágenes que se obtuvieron por la RMN. De esta manera se aumenta la posibilidad de biopsias las zonas que probablemente afectadas por el cáncer.

Posibles diagnósticos de una biopsia de próstata

  • Asap o proliferación acinar atípica

Pequeña proliferación acinar atípica o en inglés atypical small acinar proliferation (ASAP) es un término utilizado por el patólogo y que significa que hay algunas células atípicas en la biopsia, pero que no cumplen suficientes criterios para hacer un diagnóstico de cáncer. Un 1-5% de las biopsias de próstata tienen este resultado. Normalmente en los pacientes con ASAP, los urólogos repetirán la biopsia y en un 35%-60% de los casos se llegará finalmente al diagnóstico de cáncer.

  • Neoplasia intraepitelial prostática o PIN

Es un hallazgo común en las biopsias de próstata (5% a 10%).  Se define como la transformación neoplásica no invasiva de los ductos y acinos prostáticos. Pacientes con PIN multifocal, PIN bilateral y PIN asociados a ASAP tienen un mayor riesgo de cáncer de próstata, por lo que el seguimiento de estos pacientes debe ser más cercano.

  • Adenocarcinoma de próstata

Tumor maligno de la próstata con alta prevalencia. Es el principal motivo por el que se realiza una biopsia de próstata. Para más información, ver sección “Próstata y cáncer”

Próstata y Cancer

El cáncer de próstata es una patología muy frecuente y con alta morbilidad. Es el segundo cáncer más frecuente en hombres y la sexta causa de muerte por cáncer. La edad media de los pacientes que se diagnostican de cáncer de próstata es de 67 años, y la probabilidad de padecer este tipo de cáncer aumenta con la edad.

La incidencia del cáncer de próstata varía dependiendo del lugar del mundo. Los países con índices más altos son Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, el Oeste de Europa, Escandinavia o el Caribe. Los índices más bajos se registran el sur de Asia central, en el este de Asia y norte de África.

Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata

La mayoría de los cánceres de próstata son asintomáticos. A menudo, si aparecen síntomas, estamos delante de una enfermedad avanzada. Estos síntomas que se muestran a continuación no son específicos de cáncer de próstata, por lo que pueden ser debidos a otras causas no relacionadas con el cáncer.

  • Síntomas obstructivos: como aumento de la frecuencia miccional o urgencia miccional. Estos síntomas son inespecíficos ya que también pueden ser debidos a una hiperplasia benigna de próstata.
  • Dolor pélvico: si el tumor se extiende a estructuras adyacentes.
  • Debilidad de extremidades inferiores: si hay metástasis óseas que producen la compresión de la médula espinal.

Cómo se diagnostica el cáncer de próstata

El diagnóstico de cáncer de próstata se realiza mediante una biopsia con aguja (core biopsia) por vía transrectal. Al ser un cáncer mayoritariamente asintomático, la indicación para hacer una biopsia es el aumento del PSA (Prostate-Specific Antigen) o un tacto rectal que haya detectado una zona endurecida sospechosa de cáncer.

Qué tipos de cáncer de próstata existen

Existen varios tipos de cáncer de próstata, dependiendo de la célula de la que deriven:

  • ADENOCARCINOMA DE PRÓSTATA TIPO ACINAR

Es el tipo de cáncer más frecuente de la próstata. Se trata de una proliferación neoplásica de células acinares prostáticas. Suele darse en la zona periférica de la próstata, aunque también pueden verse en la zona de transición o, más raramente, en la zona central.

Microscópicamente es una neoplasia que puede exhibir una gran variedad de patrones, des de muy bien diferenciado (es decir, se parece a las células normales) hasta muy poco diferenciado. Es por este motivo que el patólogo puede utilizar técnicas de inmunohistoquímica para ayudarle a decidirse. Una de las técnicas más usadas es la tinción doble p63-racemasa. Una racemasa positiva en el citoplasma de las células con ausencia de células p63 positivas (pérdida de basales) nos dará la clave para diagnosticar un adenocarcinoma de próstata.

  • ADENOCARCINOMA DE PRÓSTATA TIPO DUCTAL

Es el segundo tipo más frecuente de cáncer de próstata. Suele darse en la región periureteral. Este tipo de adenocarcinoma suele debutar en un estadio más avanzado.

Microscópicamente este tumor se caracteriza por una arquitectura papilar o cribiforme.

  • OTROS TIPOS DE ADENOCARCINOMA

A continuación se muestran otros tipos de adenocarcinoma de próstata mucho menos frecuentes.

  • Carcinoma adenoescamoso
  • Carcinoma de células en anillo de sello
  • Adenocarcinoma mucinoso
  • Carcinoma escamoso
  • Tumor adenoide de células basales
  • Carcinoma adenoide quístico y carcinoma basocelular
  • Carcinoma linfoepitelioma-like
  • Adenocarcinoma de próstata con diferenciación neuroendocrina
  • Carcinoma sarcomatoide

Metástasis en el cáncer de próstata

Los lugares donde se producen más frecuentemente las metástasis de un cáncer de próstata son los huesos y los ganglios linfáticos. Dentro de las metástasis óseas, las localizaciones más frecuentes son la espina lumbar, el sacro y la pelvis, aunque cualquier localización puede verse afectada.

Otros sitios de diseminación menos frecuentes son el hígado, la glándula adrenal, el sistema nervioso central, el ojo, la piel, el ombligo (nódulo de la hermana Maria José), el pene y la glándulas salivares.

Tratamiento del cáncer de próstata

En el cáncer de próstata localizado, las opciones terapéuticas van des de la prostatectomía radical, radioterapia externa, braquioterapia y vigilancia activa. En el cáncer de próstata localmente avanzado o metastásico, el tratamiento hormonal con análogos de LH-RH y antiandrógenos, ha reemplazado a la orquiectomía como medida paliativa.

La quimioterapia sistémica había demostrado pocos beneficios en el cáncer de próstata que no respondía a hormonas. Aun así, han surgido nuevos agentes quimioterápicos que sí podrían tener algún beneficio para el paciente.

Pronóstico

Hay muchos parámetros que se han estudiado para predecir el pronóstico de los pacientes con cáncer de próstata:

  • Estadio clínico (TNM)
  • Estadio patológico (pTNM): es el más importante y el que más se relaciona con el pronóstico final real del paciente.
  • Gradación microscópica: mediante los grados de Gleason, se determina la gradación del tumor. A mayor gradación, peor pronóstico, siendo el 2 el mínimo y 10 el máximo.
  • Márgenes quirúrgicos: es importante para el pronóstico del paciente que el cirujano extraiga la próstata completamente o en su defecto, extraiga el tumor completamente.
  • Volumen tumoral: a mayor volumen tumoral, peor pronóstico del paciente.
  • Raza: hombres descendientes de africanos tienen el doble de tasas de mortalidad que hombres blancos.
  • Niveles en suero de PSA
  • Invasión angiolinfática: se asocia a un riesgo aumentado de metástasis ganglionares.
  • Características neuroendocrinas: se relacionan con peor pronóstico.
  • Estroma reactivo prominente: tumores con esta característica tienen más probabilidad de recurrir (volver a aparecer).
  • Estadio del receptor de andrógenos: la detección de altos niveles de este receptor mediante técnicas inmunohistoquímicas se ha relacionado con tumores más agresivos clínica y patológicamente.
  • Índice de proliferación (Ki67): a mayor índice de proliferación, peor pronóstico. Es un valor que va del 0-100%.
  • Anormalidades cromosómicas
  • Expresión de p53
  • Pérdida de pTEN

Referencias

Urological Pathology, MahulB-Amin,et al. Pag559-673

Nazir B. Pain during transrectal ultrasound-guided prostate biopsy and the role of periprostatic nerve block: what radiologists should know. Korean J Radiol. 2014;15:543–553.

Chang Y.H., et al. Listening to music during Transrectal ultrasoould-guided prostate biopsy decreases anxiety, pain and dissatisfaction in patients: a pilot randomized controlled trial. Urol Int. 2015;94(3):337-41.