Saltar al contenido
Patologias.net

Biopsia de próstata

¿Por qué se hace una biopsia de próstata?

Su urólogo puede querer realizarle una biopsia de próstata por dos motivos:

  • Porque en una analítica de sangre, su médico le ha detectado un aumento del PSA (Prostate-Specific Antigen) por encima de los valores normales. Los valores normales los determina cada laboratorio, pero de media, el valor normal del PSA no deberá ser superior a 4ng/ml.
  • Porque durante un tacto rectal, el urólogo ha identificado una zona más dura en la próstata sospechosa de cáncer, y por tanto es necesario descartar esta posibilidad con la biopsia. El tacto rectal consiste en la introducción de uno o dos dedos por el orificio anal para palpar la próstata, la cual se encuentra en íntimo contacto con el recto.

¿Cómo se hace una biopsia de próstata?

Una biopsia de próstata consiste en la toma de varias muestras  de diferentes localizaciones de la próstata mediante una aguja (core biopsia). El procedimiento se realiza por vía transrectal, es decir, a través del recto. Normalmente no requiere de ingreso hospitalario, por tanto se realiza de manera ambulatoria y el paciente puede volver a casa el mismo día.

El procedimiento empieza con la introducción de una sonda (que es como un tubo de goma elástico) por vía transrectal y mediante una ecografía se localiza la próstata. Cuando ya tienen localizada la próstata, se realizan múltiples biopsias (entre 8 y 12) de ambos lóbulos de la próstata a través del recto. Si hay alguna zona sospechosa detectada por el tacto rectal, realizarán más biopsias de esta zona.

¿La biopsia de próstata duele?

Al ser un procedimiento que penetra la pared rectal y la próstata, esto produciría mucho dolor al paciente. Es por este motivo que la biopsia de próstata se realiza bajo sedación o anestesia local.

¿Cuáles son las complicaciones o efectos secundarios de la biopsia de próstata?

Las complicaciones más frecuentes de la biopsia de próstata son las siguientes:

  • La presencia de sangre en el semen o hemoespermia: se debe a la propia perforación de la próstata durante la biopsia. Puede durar varias semanas hasta que se desaparece y normalmente es autolimitada, es decir, desaparece sin tener que realizar ningún tratamiento.
  • La presencia de sangre en las heces o rectorragía: se debe a la perforación del recto durante la biopsia. La sangre debe ser roja, a diferencia de las melenas, en que es de un color marrón oscuro o negro, y la causa podría ser una patología.
  • Infección generalizada o sepsis: se debe al paso de bacterias hacia la sangre por contaminación durante el procedimiento de la biopsia. Se caracteriza por fiebre alta y escalofríos. Es una complicación grave por lo que se debe estar atento a la posible aparición de estos síntomas.

¿Es normal tener sangrado anal posterior a la biopsia de próstata?

Sí, el sangrado a través del ano o rectorragia es una de las complicaciones más frecuentes. En la mayoría de los casos es autolimitada, es decir, desaparece sin tener que realizar ningún tratamiento.

Me van a hacer una biopsia de próstata, ¿qué preparación tengo que hacer?

Las complicaciones más frecuentes de una biopsia de próstata son la hemorragia y la infección. Debido a esto, es importante que se tomen varias medidas para minimizar estos riesgos, como por ejemplo la suspensión de los anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios (si es que los está tomando) o bien la toma de un antibiótico de manera profiláctica, es decir, de manera preventiva, para evitar una posible infección.

Su médico debe explicarle en su caso concreto, qué medidas deberá tomar. Usted no debe modificar o alterar su medicación por propia iniciativa. Para cualquier duda, consulte con su médico.

¿Cuánto dura una biopsia de próstata?

La duración del procedimiento de la biopsia dependerá de varios factores: la experiencia del urólogo, las alteraciones anatómicas que presente cada paciente, el número de punciones con la aguja que se realicen…

De media, una biopsia de próstata puede durar entre 15-30 minutos.

¿Cuándo tendré los resultados de mi biopsia de próstata?

Cuando el urólogo ya ha acabado de hacer las biopsias necesarias, envía las muestras al laboratorio de Anatomía Patológica. En este momento, se empieza el procesamiento de la muestra, que consiste en fijar el tejido en una solución de formol tamponado al 10%. Posteriormente el tejido se introduce en un procesador en el que se va pasando el tejido por alcohol a diferentes concentraciones y otros  y en diferentes tiempos. Después de esto, el tejido se incluye en parafina, que es un fijador que facilitará posteriormente el corte fino de la muestra. Por último, la biopsia se tiñe con Hematoxilina-Eosina, colorantes que, combinados, permiten al patólogo visualizar las características morfológicas y citológicas de las células, para su estudio.

Todo este proceso puede tener una duración de entre una y dos semanas.

Próstata y Cancer

El cáncer de próstata es una patología muy frecuente y con alta morbilidad. Es el segundo cáncer más frecuente en hombres y la sexta causa de muerte por cáncer. La edad media de los pacientes que se diagnostican de cáncer de próstata es de 67 años, y la probabilidad de padecer este tipo de cáncer aumenta con la edad.

La incidencia del cáncer de próstata varía dependiendo del lugar del mundo. Los países con índices más altos son Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, el Oeste de Europa, Escandinavia o el Caribe. Los índices más bajos se registran el sur de Asia central, en el este de Asia y norte de África.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata?

La mayoría de los cánceres de próstata son asintomáticos. A menudo, si aparecen síntomas, estamos delante de una enfermedad avanzada. Estos síntomas que se muestran a continuación no son específicos de cáncer de próstata, por lo que pueden ser debidos a otras causas no relacionadas con el cáncer.

  • Síntomas obstructivos: como aumento de la frecuencia miccional o urgencia miccional. Estos síntomas son inespecíficos ya que también pueden ser debidos a una hiperplasia benigna de próstata.
  • Dolor pélvico: si el tumor se extiende a estructuras adyacentes.
  • Debilidad de extremidades inferiores: si hay metástasis óseas que producen la compresión de la médula espinal.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de próstata?

El diagnóstico de cáncer de próstata se realiza mediante una biopsia con aguja (core biopsia) por vía transrectal. Al ser un cáncer mayoritariamente asintomático, la indicación para hacer una biopsia es el aumento del PSA (Prostate-Specific Antigen) o un tacto rectal que haya detectado una zona endurecida sospechosa de cáncer.

Referencias

Urological Pathology, MahulB-Amin,et al. Pag559-673