Saltar al contenido
Patologias.net

Cáncer de hígado

cancer de higado

Existen varios tipos de cáncer de hígado. Su clasificación depende de la célula de la que deriva el cáncer. El más frecuente es el carcinoma hepatocelular y conocido como Hepatocarcinoma.

Qué es el hepatocarcinoma

Es un cáncer muy frecuente en países africanos del Sahara y el Sud-este de Asia. Normalmente se da en pacientes mayores de 50 años aunque se han descrito casos en pacientes más jóvenes o incluso niños. Los hombres se ven más frecuentemente afectados que las mujeres, sobre todo si está asociado con cirrosis.

cancer de higado fases

Síntomas del carcinoma hepatocelular

Normalmente se presenta como dolor abdominal, ascitis o agrandamiento del hígado. Si aparece ictericia obstructiva, esta puede ser resultado de invasión tumoral del conducto biliar común.

También pueden aparecer otros síntomas sistémicos como la hipercolesterolemia (colesterol en sangre aumentado), hipoglicemia (azúcar en sangre disminuido), hipercalcemia (calcio en sangre aumentado) o síndrome carcinoide entre otros. La elevación de la alfa-fetoproteina (AFP) también es bastante común en los pacientes con hepatocarcinoma.

Factores asociados al carcinoma de células hepáticas

Hay muchos factores que se han relacionado o asociado al hepatocarcinoma. Se ha demostrado que algunos de estos factores están íntimamente relacionado con el cáncer, y otros todavía están en estudio:

  • Virus hepatototropos: dentro de esta categoría se encuentran el virus de la hepatitis B y C, los cuales se consideran hoy en día como la principal causa de carcinoma de células hepáticas.
  • Cirrosis: se calcula que el 3% de pacientes con cirrosis desarrollarán carcinoma hepatocelular.
  • Displasia celular
  • Hiperplasia adenomatosa
  • Exposición a dióxido de torio: antigualmente utilizado como contraste radiológico. El período de latencia (período entre la exposición y la enfermedad) es de 20 años, aproximadamente.
  • Esteroides androgénicos y agentes progestágenos
  • Deficiencia de α1-antitripsina: aún existe controversia sobre la asociación de esta alteración metabólica con el cáncer de hígado.
  • Ataxia-telangiectasia: un pequeño porcentaje de casos hepatocarcinoma se ha visto relacionado con esta inmunodeficiencia congénita.
  • Aflatoxinas: la intoxicación alimentaria con productos metabólicos producidos por el crecimiento del hongo Aspergillus flavus también se ha relacionado fuertemente con el cáncer de hígado.

Características histológicas del hepatocarcinoma

Se trata de una proliferación descontrolada de hepatocitos (células del hígado) con patrón trabecular, sólido o tubular. Si el cáncer está muy bien diferenciado, es decir, las células se parecen mucho a los hepatocitos normales, el diagnóstico patológico será muy complicado. Por este motivo, hay algunas técnicas inmunohistoquímicas que ayudarán al patológo en el diagnóstico, como por ejemplo AFP, EMA, ferritina, HepPar-1 o MOC-31.

Diseminación y metástasis del hepatocarcinoma

El hepatocarcinoma se disemina rápidamente por el sistema venoso portal, en primer lugar, hacia otras localizaciones del hígado, y en segundo lugar, hacia el pulmón. Otros lugares de diseminación pueden ser:

Metástasis en ganglios linfáticos, en las glándulas adrenales u óseas

Metástasis en ganglios linfáticos

 Invasión tumoral del árbol biliar

Invasión tumoral del árbol biliar

Invasión del diafragma

Invasión del diafragma

Tratamiento y pronóstico del carcinoma hepatocelular

La media de supervivencia del carcinoma hepatocelular no tratado es de aproximadamente 4 meses. Aunque si se trata eficazmente, la supervivencia puede aumentar hasta 5-10 años. Las causas más frecuente de muerte son el fallo hepático y el sangrado gastrointestinal. En ocasiones, la necrosis masiva de los hepatocitos o la rotura espontánea son la causa final de la muerte.

El tratamiento más eficaz actualmente para el carcinoma hepatocelular es la resección completa del tumor. Hay casos en los que el trasplante de hígado ha resultado curativo, sobre todo en casos en que el tumor es pequeño y único. La quimioterapia puede ofrecer efectos paliativos en pacientes con tumores inoperables.

Respecto al pronóstico, se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Estadio: es el factor pronóstico más importante.
  • Tamaño del tumor: normalmente tumores de <5cm tienen mejor pronóstico.
  • Encapsulación: si el tumor está completamente rodeado por una cápsula, se comportará mejor que el que no la tenga.
  • Número de tumores: como es lógico, tumores únicos tienen mejor pronóstico.
  • Afectación de la vena porta: este es un factor de mal pronóstico.
  • Tipo microscópico: la variante fibrolamelar tiene un mejor pronóstico, mientras que la presencia de componentes sarcomatoides o colangiocelulares, tienen mal pronóstico.
  • Características microscópicas: el paciente tendrá un peor pronóstico si presenta invasión vascular, grado nuclear alto o actividad mitótica.
  • Presencia de cirrosis: es también un factor de mal pronóstico si se asocia con el cáncer.
  • Niveles en suero de AFP: niveles altos en el momento del debut significan un peor pronóstico para el paciente.
  • Edad y sexo: en principio la edad avanzada o el ser hombre o mujer no influyen en el pronóstico del carcinoma hepatocelular.
  • Amplificación c-MYC: se ha visto que la asociación de esta alteración genética con el hepatocarcinoma predispone a un peor pronóstico.