Saltar al contenido
Patologias.net

Cáncer de mama

cáncer de mama

El cáncer de seno o de mama es el cáncer más frecuente que afecta a las mujeres. Su incidencia aumenta con la edad. Australia, Europa y Norte América son las áreas con mayores tasas de incidencia de este cáncer, zonas en las cuáles el 6% de las mujeres desarrollan cáncer de mama antes de los 75 años.
El pronóstico de estos pacientes es bueno cuando se detecta tempranamente. Gracias a los avances en la detección temprana, así como en nuevos tratamientos, las tasas de mortalidad han disminuido en los últimos años.

El origen del cáncer de seno

El origen de esta neoplasia es multifactorial, es decir se debe a la combinación de varios factores. Entre estos están:
– Factores medioambientales: dietas con alto contenido en grasas, sedentarismo, alcohol o radiación, son algunos de los factores relacionados con el cáncer de mama.
– Factores genéticos: las mutaciones de dos genes de alta penetrancia (BRCA1 y BRCA2) se han relacionado con un riesgo aumentado de padecer este tipo de cáncer. Otros genes y alteraciones se han visto implicados en el origen de esta neoplasia, por lo que, finalmente se cree que el cáncer de mama es una patología en la que intervienen múltiples genes.

Como se detecta el cáncer de mama

La mamografía es actualmente el método de detección de base para mujeres de más de 40 años. La ultrasonografía o ECO es el método de elección en pacientes menores de 40 años. La resonancia magnética es la prueba de imagen que proporciona una mayor resolución, pero debido a su alto coste y poca disponibilidad, se utiliza solo en screening de casos de alto riesgo (mutaciones en BRCA1 o BRCA2) y para el estadiaje de algunos casos de cáncer de mama.

La clínica del cáncer de seno

El signo más frecuente que se da en el cáncer de mama es una masa palpable. También se puede dar la retracción de la piel, inversión del pezón o alteraciones en el color o textura de la piel. No obstante, todos estos signos pueden estar provocados por otra patología benigna de la mama. Por tanto, es de vital importancia el estudio mediante imágenes (mamografía, ecografía…).

Distintos grados del tumor de mama

Todos los tumores diagnosticados por biopsia deben ser gradados. La gradación es un factor pronóstico de vital importancia para el paciente, y puede ser decisivo para el tratamiento del paciente.
El sistema de gradación del cáncer de mama se basa en unas determinadas características histológicas que el patólogo debe incluir en el informe. Estas características son:

  • Formación de glándulas o túbulos: a mayor porcentaje de tumor que forme glándulas, menor puntuación, es decir, mejor pronóstico para el paciente.
  • Pleomorfismo nuclear: a mayor pleomorfismo nuclear, peor pronóstico para el paciente.
  • Contaje de mitosis: a mayor número de mitosis, peor pronóstico para el paciente.

estadios del cáncer de mama

Estas tres características microscópicas puntuan del 1 al 3 en el sistema de gradación. De forma que los grados finales se dividen en:

  • Grado 1: puntuación total de 3-5. Esto significa que es un tumor bien diferenciado. Es el grado con mejor pronóstico.
  • Grado 2: puntuación total de 6-7. Esto significa que es un tumor moderadamente diferenciado. Es el grado con pronóstico medio entre el grado 1 y 3.
  • Grado 3: puntuación total de 8-9. Esto significa que es un tumor pobremente diferenciado. Es el grado con peor pronóstico.

El grado que se reporta en el informe de la biopsia (BAG o BAV) por parte del patólogo debe ser tomado con precaución, ya que está basado en una pequeña muestra del tumor. Por tanto, es posible que al realizar la extirpación total del tumor, el grado definitivo sea mayor.

Los tipos de Cáncer de mama

Carcinomas in situ

Carcinoma ductal in situ (CDIS)

La mayoría de estos carcinomas se detectan por mamografía gracias a la presencia de microcalcificaciones. Una pequeña proporción de casos se presenta como una masa palpable.
Este diagnóstico implica la posibilidad de evolución a un carcinoma infiltrante o invasivo, es decir, a un carcinoma con capacidad de hacer metástasis.
El carcinoma ductal puede ser, dependiendo de sus características morfológicas, de grado nuclear bajo, intermedio y alto. Esto tiene implicaciones en la posible evolución de este carcinoma in situ a un carcinoma invasivo. El CDIS de alto grado nuclear progresa más rápidamente a carcinoma invasivo que el CDIS de intermedio o bajo grado nuclear.

Carcinoma lobulillar in situ

Estos tipos de carcinomas suelen detectarse de manera incidental. De estos tipos de carcinoma, se calcula que el 20-30% evolucionará a carcinoma infiltrante.

Carcinomas infiltrantes o invasivos

En el informe diagnóstico de esta patología se deben incluir una serie de datos que harán variar el tratamiento de la paciente:

  • Por tipo histológico
  • El grado histológico
  • Por componente inflamatorio (TILs)
  • Por el tipo de perfil inmunohistoquímico:

Receptores estrógenos
Receptores progesterona
Citoqueratina 19: tinción que, resultando positiva, determinará que se puede realizar el estudio del ganglio centinela por el método OSNA.
Índice mitótico o Ki67: es un valor que se mide en %. A mayor índice mitótico, mayor proliferación presenta el tumor.
Her2: marcador de vital importancia para determinar el futuro tratamiento de la paciente.

Hay distintos subtipo de carcinoma infiltrante con distintos pronósticos:

Carcinoma ductal invasivo

Es el tipo de cáncer de mama más frecuente. La forma, tamaño y delimitación son altamente variables. Puede tener calcificaciones en un 60% de los casos. Puede hacer metástasis en el pulmón o la pleura.

Carcinoma lobulillar invasivo

Es el segundo tipo de cáncer de mama más frecuente. Puede hacer metástasis en el sistema gastrointestinal, peritoneo-retroperitoneo y glándulas adrenales.

Carcinoma tubular

Es un tumor bien diferenciado que suele afectar a mujeres de edad avanzada. Este cáncer tiene un pronóstico excepcionalmente favorable. Las metástasis en ganglios linfáticos axilares se dan en un 10% de los casos, aunque esto no parece afectar drásticamente al pronóstico.

Carcinoma mucinoso

Tipo de cáncer que puede afectar a un rango de edad muy variado, aunque la mediana se sitúa en los 71 años. Los carcinomas mucinosos puros tienen un excelente pronóstico a corto plazo.

Carcinoma con rasgos medulares

Tipo de cáncer que tiende a afectar a mujeres más jóvenes, de entre 45-52 años. También se ha descrito que parece predominar en pacientes con mutación del gen BRCA1. Las metástasis en ganglios axilares son comunes en este tipo de cáncer, pero normalmente se encuentran limitadas a la axila. El pronóstico suele ser mejor que el del carcinoma ductal, aunque es posible que los datos estén sesgados debido a la baja incidencia de este tipo de cáncer y a la baja reproducibilidad interobservador.

Carcinoma micropapilar invasivo

Tipo de cáncer de pronóstico similar al carcinoma ductal. Suele hacer metástasis en ganglios linfáticos y recurrir frecuentemente.

Otros carcinomas poco frecuentes

  • El Carcinoma con diferenciación apocrina
  • Carcinoma secretor
  • El Carcinoma con rasgos neuroendocrinos
  • Carcinoma metaplásico
  • El Carcinoma inflamatorio
  • Carcinoma adenoide quístico
  • El Carcinoma de células acínicas